La naturaleza siempre ha sido clave en la historia de nuestro negocio y pilar fundamental en nuestras vidas seguramente porque crecimos en el campo rodeados de plantas, flores y frutos silvestres.


La naturaleza y el estilo de vida ecológico marcó tanto nuestras vidas que empezamos a investigar sobre los beneficios que esta nos aporta a nivel físico y mental; es por ello que comenzamos a relacionarnos con médicos higienistas, homeópatas, quinesólogos para adquirir la máxima información.


La salud es nuestra prioridad, cómo conseguirla, cómo conservarla… por ello, llegamos a una conclusión:

¿si tomamos alimentos sanos y naturales qué sentido tiene poner en nuestras pieles productos que no lo sean?


Fruto de esta conclusión, decidimos poner en marcha en 1985 Pikabea, después de conocer a Jimmy Boyd (perfumista), con la ilusión de vender sus perfumes y cosméticos.


Más tarde, siguiendo con nuestra investigación tuvimos la suerte de conocer a Marie C. Lebourgeois creadora de la línea YIPSOPHILIA y a su equipo de las que tanto hemos aprendido y con las que seguimos en colaboración.


Estamos satisfechos porque hemos encontrado un buen producto que vendemos con orgullo a nuestros clientes, pero no sólo eso, sino que además tenemos la suerte de trabajar con laboratorios que como nosotros no sólo abogan por los productos biológicos, sino que también son respetuosos con las personas que extraen las materias primas, con su modo de trabajo, con su hábitat y su cultura y a los que pagan dignamente.